Buscar este blog

5/4/11


Encontrá el amor debajo de la cama o en el cajón de la mesita de luz, en tu portal o a la vuelta de la esquina. Encontrarlo en la parada del bondi o en el boleto capicúa que otra vez no te tocó y que si sumas sus números te da la inicial de su nombre. Encontrá el amor te digo; pero tenes que estar muy atento de no andarlo buscándo porque es medio paranoico y se esconde. Nadie puede buscar el amor pero casi todos pueden encontrarlo un día cualquiera jugando piedra papel o tijeras, y entonces tenes que rascar una espalda o comer pastaflora (pastafrola), y antes de que te des cuenta pasa un fantasma travieso que te empuja a unos labios soñados.
Encontra el amor en cualquier parte, ahí mismo dónde estás leyendo esto ahora… ahí viene, sonreile y dejate llevar.

Foto: ©Katarina Sokolova

1 comentario:

ANANKÉ dijo...

Dejé que me lleve como un rio embravecido, me arrastró hasta el abismo. Cai.
No me arrepiento.