Buscar este blog

5/8/08


CALESITERA

Ese día se miraron de lejos, y sí se reconocieron. Reconocieron, cada uno para si, que alguna vez se quisieron de verdad. Pero él nunca fue muy cómodo y ella lo dejaría pasar una vez más.
Igual la vida es tan calesita que se encontrarían tarde o temprano peleándose por subir a un caballito de color. Ninguno de los dos sabía todavía que era mejor quedarse quieto, mirar de afuera y esperar la vuelta que traería de nuevo la mirada amada.

4 comentarios:

Daniela dijo...

giros, remolinos caracolas...en mi vida también todo a empezado a dar vueltas, y a repetirse tarde, los mismos encuentros, y los mismos desencuentros...todo gira, yo elijo para mi, el caballo verde, de mar, oara una mirada, cada 10 años.

un beso

WENDY dijo...

El eterno retorno de lo indéntico y una infinita vuelta sobre uno mismo que nos deja mareados, esforzandonos por fijar la vista, pero con la mirada extraviada en una inercia invencible y letal.
Un bajon no?.

Anónimo dijo...

Me encantó! y tal vez para alguien sea cómodo...
Te quiero!

Anónimo dijo...

Ey!! este anonimo soy yo!!! vi que hay otro anónimo que fantasea que le escribis cosas... este soy yo, la que una vez le dijo a alguien que es cómodo y la que te quiere... sabes! no?