Buscar este blog

14/8/08


MI SUEÑO DE HOY

La cosa era así: caminaba por una calle con piedritas de todos los colores como las de ciertas peceras. La calle subía hacia una colina y en la cima estabas vos. Yo te buscaba. Vos me esperabas. Se encontraban nuestras manos, se entrelazaban, se balanceaban, jugaban a reconocerse. Caminábamos, con seguridad hacia el final de algún arco iris, y de la orilla del camino salían niños que nos cantaban “que se besen, que se besen”. Nosotros reíamos y decíamos “como nos vamos a besar si somos amigos”. Corríamos de repente colina abajo, el viento nos empujaba, los niños nos seguían con su canción entre risas. Al pie de la colina había un estanque redondo y de agua cristalina donde las personas jugaban desnudas y con paraguas. Yo me comenzaba a desnudar para poder jugar también y te miraba como esperando tu desnudes. Vos decías “yo no tengo paraguas”. Yo descubría un nuevo color.

2 comentarios:

distraida* dijo...

Hace muucho, alguien me reagló un paragüas, que todavía tengo, donde en algún momento escribí "uno nunca sabe, pero un paragüas te puede cambiar la vida".
Y siempre que lo uso, pobre ya todo viejo, destartalado, pretendo que eso me pase.
Besos con o sin paragüas n_n
(Pd: Llegué por aquí nadando de blog en blog, espero ser bien recibida)

Luckres dijo...

Yo sí tengo paraguas, muchos, y de todos colores