Buscar este blog

25/8/08



Caída libre hacia tus manos, pequeñas cosas quizás más bellas que el amor. La moneda seguirá girando sin que a nadie le importe si cara o si cruz. ¿Y a quién se le ocurriría llenar el vacío? La moneda seguirá girando detrás nuestro, todo caerá a la misma velocidad en ese espacio. Y seguiremos adelante; sin cara ni cruz.

1 comentario:

Julietita dijo...

me encanta las cosas que subis..
te dejo un saludo
Julietita