Buscar este blog

29/7/08


"Quiéreme cuando menos lo merezca
porque será cuando más lo necesite".

Dr Jeckyll

A veces me canso de amarte

A veces me canso de amarte,
a veces me aburre tu mundo
perfecto, blanco: como sueño de niño,
como ilusión de porcelana.

El color de tus manos me raspa,
tu aliento a flores me duele,
mi espacio se ensucia con tu risa
y al cerrar mis ojos disfruto tu ausencia.

A veces me canso de tus palabras dulces,
de tu olor a panal.
A veces me canso de tu amor incondicional,
a veces me canso de amarte.

A veces me canso de que los hombres me envidien,
de que codicien tanto tu cuerpo
hasta quebrar su inocencia.
Los veo espiando tanto dentro de tu camisa
que si fueran míos esos senos
los mostraría con la simpleza de un codo,
una nariz o una ceja.

A veces me canso de preguntas dañinas,
de tanta incredulidad en que me ames,
de tanto deseo de robarte:
como si fueras mía
como si pudiera impedir que te marches.

Por eso salgo corriendo de ti
a buscar abogados y contadores,
a robarle lástima a los mendigos,
a comprar clavos de acero
para crucificar tu belleza.

Por eso me escapo de este cuento de hadas,
de esta historia de amor perfecto.
A veces quiero ser un hombre común
y soñar que un día, tal vez,
encontrare alguien como tú.

Por eso tus ojos se vuelven una fuente
cuando mis manos de destierro te empujan
y el milagro que me da sentido
se pierde en un horizonte de sucesos.

Entonces descubro el peso del infierno
y me condeno a una vida incompleta
donde las estrellas son solo bolsas de plasma,
donde ninguna mujer me entiende.

Entonces por fin las flores callan,
y cuando llueve llevo paraguas,
y el paraíso no tiene tu forma,
y no te encuentro, y no te busco.

2 comentarios:

Daniela dijo...

"Sucede que me canso
de mis pies y de mis uñas,
sucede que me canso
de ser hombre"

Neruda.

otro abrazo.

Lina Masaki dijo...

A ver si actualizás más seguido!
Porque te leo...
Y muy seguido.