Buscar este blog

28/3/08


"¿No hay en esta casa una niña novia?
¿No hay algún poeta bobo de ilusiones?"

Baldomero Fernandez Moreno

Iba a tener que estar muy atento cuando vayan por la N, porque me dijiste que tal vez no ibas. Pero estabas y fuiste un imán. Descubrí que ya te reconozco desde lejos y de espalda. Después todo fue como siempre y aunque digas que no, sí.
No me di cuenta en ese momento, pero una vez escribí una carta abierta a la incertidumbre en la que un tal Gómez (ahora sé porque lleva acento) tiene noches de baile con la chica mas linda del colegio. Y la claridad de los ojos de ese hombre me emociono. Uno se da cuenta de lejos que tiene mucha calle y también mucha letra linda. Como le envidié la letra. Estuve buscando setenta balcones y ninguna flor como estuve buscando comprobar si tenías razón sobre mis dedos. Es lindo, pero no de mis preferidos.
Yo sí quería escuchar la canción de la portuguesa con voz de hombre. Y hora te creo que él nunca está donde está.
Mas tarde llovió y fue como otro castigo de Dios. No, castigo no. Fue ironía: en medio de tanta tormenta es un desperdicio dormir solo. Vos te fuiste a la psicóloga y estoy seguro que le hablaste de mí. Mientras te imaginaba corriendo en la tormenta hice dos pulseritas. Y volví a preguntarme que forma tendrá el amor.

3 comentarios:

Enredada dijo...

Buen relato, y sobre todo final genial...
ella en el psicólogo, el durmiendo solo un día de lluvia, imaginando qu eforma tendría el amor...
cuantas veces me lo pregunto y no tengo respuestas?
será que el amor no tiene formas? y solo es? como el aire???
besos

Luckres dijo...

Puedo adivinar que ese relato esta lleno de claves. Yo sigo buscando claves para mí en tus relatos pero pocas veces las encuentro y casi siempre me las invento. Desde que estas lejos cada vez me cuesta mas imaginar la forma del amor pero se que es muy parecida a lo que vos me enseñaste.

tinkerbell dijo...

y para mi no hay poema?!